miércoles, 29 de octubre de 2008


Un cuento de Terror, digo son vísperas no? mm no se por que siempre estoy donde no debo :( estar, estoy en una disco y me encuentro a un profesor que me dio clase en la universidad (cuyo nombre no voy a mencionar pero me dio Ética ).Empezamos a hablar, y... ya se sabe... con el bailoteo, la borrachera, una cosa llevó a la otra... y terminamos en su casa...Que por cierto, ¡qué casa! Dos plantas, jardín, enooorme...
Nada más entrar a un hogar, se sabe perfectamente si está compartido, o si es la persona vive sola. Los solteros no se preocupan de la decoración, de las florecillas en la mesa, de las velas, de las cajitas, de las fotos... Pues sí, ese señor estaba como mínimo viviendo en pareja y probablemente casado.
Aunque en la vida real tendría dos dedos de luces, y saldría de allí , esa noche me quedé allí, y subí al dormitorio y... al quinto beso oigo la verja del jardín!!
- Oye, alguien entro!- Que no, que mi mujer está de viaje con las niñas...!!
O__o ¿¿?¿?
¡¡Mi mujer!! ¡¡Con las niñas!! Pues no tendría que estar muy lejos, de viaje, porque enseguida se oye a alguien abrir la puerta principal...
Él da un salto de la cama- ¡¡Cóoooñ***!! ¡¡Escóndete!!!
Que te digan "Escóndete" en un sitio en el que llevas dos minutos es muy divertido... Miro el armario... demasiado clásico. El baño... me pilla seguro. Me meto en la primera puerta que veo, el dormitorio de las niñas... pero como oigo pasos en las escaleras no puedo pensarlo más. Me meto debajo de la cama. Debajo de la cama había un colchón, y un saco de dormir, así que me meto en el saco de dormir, practicando mis mejores técnicas de contorsionismo...
Pero las señoras esposas "huelen" los cuernos. Y directamente se metió en el dormitorio en el que yo estaba mientras hablaba por el cell.Yo temblaba.
Mueve el colchón que estaba a mi lado, debajo de la cama. Y ya está... me pilla...
-¡¡Eh!! ¡¡Túuuuuuu!! ¡¡¡¿¿Quiéeeen ereeesss???!! ¡¡¿¿Qué haces aquíiii???!!- Yo... es que... estaba... por la tarde... haciendo... una práctica... con Pedro y con... Pablo... y... es que... me he quedado dormido.... y... se han ido... y... para que... no pensara usted mal.. me he escondido debajo de la cama...
//Qué convincente!
Pues (increíble!!) me echó de su casa, y se quedó "ajustándole las cuentas a su marido".
Publicar un comentario