sábado, 22 de mayo de 2010

PUEDE TU EX PAREJA SER TU AMIGO Y CONFIDENTE?

Puede ser difícil de creer que después de terminar una relación, todo quede como si nada y se inicie una relación de los mejores amigos, pero ¿es posible? Hay quien piensa que se puede, aunque otros son menos optimistas.

Todos alguna vez nos hemos enamorado y seguramente te dolió cuando la relación tuvo que terminar, que si bien pudo o no haber sido tu primer amor marcó tu vida; si bien lo más difícil será la separación y la negación de ya no estar juntos, también es complicado pensar la manera de seguir en contacto, directa o indirectamente, sin llegar a ser el típico ex incómod@ y con la madurez suficiente para ser... ¿amigos?

La mayoría, antes de llegar a una relación fueron los mejores amigos, los confidentes; después vinieron los besitos, las confesiones y todo lo que conlleva el coqueteo; claro que en el momento se piensa "esto va a durar toda la vida", pero ¡oh sorpresa! la relación tiene que terminar. Lo que muchos hacen es huir, refugiarse en la soledad y hundirse en su dolor, mientras que otros piensan que ser amigos es una opción.

Debemos pensar que decidir lo último conlleva regresar al punto de inicio, sólo que ahora será extraño, pues no es muy fácil volver a ser el mejor amigo y confidente de la persona que quisiste o amaste, que si bien puede no morir con la ruptura (dependiendo de quién corte a quién), ¿podrías verl@ besar a otr@ o aconsejarle sobre sus nuevas relaciones? Sí, ya sé, se dice que si en verdad amas, pues lo que quieres es la felicidad de esa persona, aunque sabemos que la mente nos juega muy, pero muy pesado.

Si tomaron la decisión de ser amigos, pues hay que hacerse a la idea de que muchos "derechos" desaparecen, que no puedes entrometerte con quién sale o con quién se junta, lo que hace o deshace y mucho menos sentir celos; hay que cuidarse de no caer en un abismo, en el que no puedas olvidar a tu ex o que terminen siendo un free.

Aspectos importantes para mantener una relación después de un noviazgo:

"1.- Se debe de tomar en cuenta en qué términos quedaron y cómo finalizó la relación, por ejemplo, si se terminó con insultos no es recomendable hablar sobre ser amigos en ese momento.

"2.- Depende de la madurez que tengan ambos para escuchar, entender, yo sé que al principio no lo aceptarán al 100%; es cuestión de tiempo, pero esto no justifica que nos pongamos en un plan de no quiero escuchar, no quiero entender, no quiero nada.

"3.- Creo que hay un límite entre ser amigos después de haber tenido una relación y la parte en que todavía creemos que tenemos el derecho de seguir entrometiéndonos en la vida de nuestr@ ex.

"Les recomiendo que antes de pensar en ser amigos, piensen bien en lo que implica, porque se ve fácil, pero la realidad es diferente. Es necesario que se den un tiempo para aceptar que la relación terminó y lo más importante es que se den tiempo con ustedes mismos, que se den la oportunidad de reflexionar acerca de los errores que se cometieron y buscar una solución para no volver a cometerlos.

"Después de que hayan aceptado el duelo, ahora sí pueden pensar en mantener una relación de amigos. Creo que se debe considerar que en algún momento de nuestra vida nos encontraremos con una nueva pareja y a lo mejor al nuev@ no le agrada la idea de que mantengas esa relación con tu ex.

"Si llegaran a tener ese problema les recomiendo lo siguiente: Siéntense a hablar con la otra parte sobre lo que le molesta y si vale mantener una relación así; también hay que analizar lo que nosotros estamos haciendo, porque hay veces que sin darnos cuenta hablamos y hablamos de los ex de manera exagerada y pareciera que aún los amamos, créanme que es muy diferente decir que esa persona fue especial e importante, a estar diciendo que es lo máximo y lo mejor que nos ha pasado".

Hay que tener cuidado con estas relaciones porque pueden llegar a ser peligrosas y más cuando no se han definido las emociones y los términos de la "amistad"; recuerda que debes de pensar con la cabeza y no dejarte llevar por las emociones porque la cosa se puede poner "fea".



Mi conclusión y mi humilde opinión :

Yo considero que realmente que es posible formar una amistad genuina y verdadera tras el fin de una relación amorosa, pero como se menciona en el articulo, depende mucho del nivel de madurez de ambas personas, porque la verdad es que estas situaciones son muy complejas y requieren de personas muy centradas para manejarlas de la manera correcta.

El asunto es que si fue una relación sincera, real, madura e importante es porque existía un cierto vinculo entre la pareja, vinculo que no debería desaparecer simplemente porque ya no serán pareja, aunque claro, esto cambia si la relación termino muy mal con infidelidad o cosas de ese estilo, ya que entonces si puede que se haya roto los lazos positivos que existían.

Pero si suponemos que la relación termino en buenos términos y aun se mantiene la confianza, creo que es totalmente posible que se establezca una buena amistad. Aunque probablemente lo ideal seria que se evitara el contacto por un tiempo tras el rompimiento, ya que muchas veces ciertos sentimientos persisten a través del tiempo incluso si ya la relación termino, porque lo que si es imposible es tener una amistad cuando hay sentimientos como celos o control sobre la vida del otro, que tal vez pudieron ser aceptables en el contexto de una relación romántica pero que obviamente no lo serán dentro de una amistad.
Publicar un comentario