domingo, 24 de febrero de 2013

ES BUENO SER SINCERO? Y DECIR LA VERDAD AUNQUE HIERAS A OTROS!

LO BUENO DE SER SINCERO Y DECIR LAS COSA EN LA CARA ES QUE DISMINUYEN LAS SONRISAS FINGIDAS Y LOS SALUDOS HIPÓCRITAS.


Una forma de expresión consiente, congruente, clara, directa, y equilibrada, cuya finalidad es comunicar nuestras ideas y sentimiento o defender nuestro legitimo derechos , sin la intención de herir o perjudicar actuando desde un estado interior de auto confianza,  en lugar de la emocionalidad  limitante típica de la ansiedad la culpa o la rabia.


La ausencia de la verdad, en este sentido genera básicamente la falta de confianza entre las personas.  El ser humano es un ente social que necesita de la relación con los otros y en esa relación es imprescindible creer en lo que el otro me dice o hace para sentirme seguro, confiado y hasta querido. 

La manera básica en que se expresa la ausencia de verdad es la mentira, la cual es considerada entonces como un valor negativo. Pero también el secreto es una forma de omitir la verdad. Cuando se sospecha de mentira o secreto.

Suele surgir la tensión o el malestar que genera la desconfianza en los seres que más amamos y deberían ser nuestra principal fuente de tranquilidad. Cuando este malestar se enfrenta y surge “la verdad”, aunque a veces puede ser dolorosa (como dice la frase popular) deviene un bienestar, un alivio, una tranquilidad.

Ahora bien, ¿por qué mentimos las personas? Las causas pueden ser múltiples, pero en el fondo se encuentra el temor a ser castigado, rechazado o excluido por decir la verdad.  La verdad entonces tiene muchas veces un “precio” emocional alto.

Publicar un comentario