miércoles, 10 de junio de 2009

COMUNIDAD GAY Y UTOPIA


Comunidad y Utopía
los centros comunitarios son básicamente espacios de encuentro con vocación de fortalecer o formar una comunidad en torno a ellos"un espacio de interacción para los líderes gay y trans lesbico, bix. Un centro ubicado en un área cercana a cada zona de intervención, donde desarrollarán las actividades con la población objetivo y desde donde se irradiarán las actividades dirigidas a la comunidad respectiva".permitirá que los individuos desarrollen un sentimiento de responsabilidad sobre el cuidado de su salud y derechos. Es decir que una comunidad orgullosa, consciente de sus derechos y solidaria es una comunidad saludable.
Toda comunidad, para existir, necesita del sentimiento de nosotros que nace de la existencia de elementos comunes a quienes la integran. ¿Cuáles serían estos elementos en el caso de los gays?. ¿La orientación homosexual?, ¿El sentimiento compartido de ser víctimas de la discriminación?, ¿La vulnerabilidad frente al VIH debido a ciertas practicas sexuales comunes?.
El problema es que en la época en que vivimos ( la posmodernidad globalizada) se da cada vez mayor importancia a lo individual y la libertad. La nuestra es una época en que las utopías comunitarias basadas en la igualdad han perdido crédito y sólo sobrevive la "utopía del mercado".( cabe preguntarse ¿podrá la actual crisis capitalista darles un nuevo impulso a otras utopías?..habrá que verlo)
Para la psicoanalista Silvia Ons, el sujeto de nuestra época, el sujeto posmoderno utiliza máscaras, imposturas en las que no cree, lo cual habla de la separación entre lo simbólico y lo real. Lo simbólico ( como "la comunidad", como "el otro") se reduce a un simulacro vacío cuyo uso estará regulado por el mercado.
Lo que dice Oms nos permite apuntar que, además del individualismo hoy en día hay una fuerte tendencia hacia el cinismo, es decir a la negación de la existencia de otro, por lo que hablar de utopías comunitarias ( que implican preocuparse por ese "otro") podría estar fuera de tiempo y lugar.
El éxito o fracaso de la propuesta que subyace detrás del establecimiento de estos Centros Comunitarios dependerá de que los gays asuman que desarrollar un nosotros, es decir establecer un sentimiento de comunidad (que implica el desarrollo de lazos de solidaridad o reciprocidad a los que se de un importante valor simbólico) es importante para sus vidas y para su desarrollo como individuos.
Sin embargo, algunos todavía confían en que los seres humanos siempre son capaces de cambiar y creen que esa cínica desconfianza hacia todo y hacia todos no puede durar y que muy pronto surgirán nuevas utopías que disputen la hegemonía a la utopía excluyente del mercado.
Queda por ver si los gays tienen aún el potencial y la voluntad para creer en utopías y si desarrollar una comunidad, ya sea basada en la orientación sexual o en el sentimiento de ser víctimas de la discriminación o en la vulnerabilidad frente al VIH, es una de ellas.
Publicar un comentario